Eventos-Noticias

Más de 200 personas mayores participan en el novedoso programa piloto de prevención de fragilidad y caídas en Navarra

Fecha Inicio:
Fecha Fin:
Lugar: Navarra
Dirección: , Pamplona y Tudela

 El Servicio de Geriatría del Complejo Hospitalario de Navarrra, junto con la Casa de la Misericordia de Pamplona y Tudela y la Universidad Pública de Navarra desarrollan diferentes programas piloto de ejercicio físico para la prevención de la fragilidad y las caídas en personas mayores para mejorar su calidad de vida. Estos centros forman parte de la red de excelencia en la prevención de la fragilidad y caídas creadas dentro del proyecto financiado por el programa Erasmus + VIVIFRAIL coordinado por el profesor Mikel Izquierdo de la Universidad Pública de Navarra.

 

En el Servicio de Geriatría del CHN, los Dres. Nicolás Martínez Velila y Álvaro Casas Herrero, ambos médicos del del Complejo Hospitalario de Navarra, junto con el Dr. Fabrício Zambom y Ana Beatriz Bays-Moneo investigadores de la Universidad Pública de Navarra, son los encargados de llevar adelante un pionero programa piloto de ejercicio físico para la prevención de la fragilidad y las caídas en personas mayores. Este programa también se está realizando  en la Casa de la Misericordia tanto de Pamplona como de Tudela, donde ya se ha trabajado con más de 80 personas frágiles mayores de 75 años usuarios de ambas residencias.

El programa consiste en una nueva forma de intervención a través del ejercicio físico donde se están utilizando novedosas metodologías y tecnologías que permiten trabajar la fuerza muscular, la resistencia cardiovascular y el equilibrio.  Se estima que en el próximo año este programa se aplique a 300 personas adultas más y que durante el 2017 se pueda implementar un consenso de práctica de ejercicio físico para personas mayores institucionalizadas Residencias. Los beneficios de este tipo de programas de ejercicio físico se ha asociado con una disminución del riesgo de mortalidad, enfermedades crónicas, institucionalización, deterioro cognitivo y mejora de la capacidad funcional, que es un elemento fundamental para el mantenimiento de la independencia en las actividades básicas de la vida diaria (ABVD) de los ancianos.